Fuimos a pasar el día a Blue Mountains después de leer en mil sitios diferentes que era un imprescindible en nuestro viaje a Sydney. Pues bien, después de ir, tengo una opinión que dista un poco de todo lo que me contaron. En este post te cuento cómo llegar a Blue Mountains desde Sydney, qué hicimos nosotros y si merece la pena o no.

Cómo llegar a Blue Mountains

Tuvimos mala suerte. Normalmente, el transporte entre Sydney y Blue Mountains es bastante fácil y cómodo. El fin de semana que fuimos nosotros, había tramos en mantenimiento y tuvimos que coger 3 medios de transporte diferentes para llegar, que supusieron casi 3 horas de ida y lo mismo de vuelta. Una reventada vaya.

Si no tienes coche y no quieres contratar una excursión organizada y como nosotros quieres ir por tu cuenta, esta es la forma de llegar:

Desde la estación Central de trenes, deberás coger el «Blue Mountains Line» en la Vía 5 en dirección a Victoria Via Parramatta y bajar en Mount Victoria. Esta es la estación de Katoomba, el pueblo a los pies del parque nacional. Desde la estación a la entrada del parque, puedes ir en autobús, pero andando no llega a 30 minutos. Nosotros fuimos andando y volvimos en bus, y por el camino está todo muy indicado, solo tienes que seguir las señales a «Blue Mountains National Park».

Este trayecto te llevará 2 horas y media.

Esta forma de llegar es la habitual. Nosotros tuvimos que ir en tren de la estación Central a Granville, de ahí un autobús a Penrith, y de ahí había lanzaderas gratuitas a Katoomba.

No es una ruta de montaña

Yo me esperaba una ruta de montaña, caminar sobre el barro, atravesar cascadas y ver paisajes súper verdes y súper espectaculares.

paisaje en blue mountains

¿Sinceramente? Y que nadie me linche por esto, pero no vi nada que no haya visto en otra parte. Además, está tan preparado para el turista, que no es una ruta de montaña, prácticamente todo el parque está atravesado por pasarelas de madera. Vamos, que puedes ir en vaqueros perfectamente dando un paseo. Había muchas familias y grupos de mayores de paseo.

camino blue mountains

El verde del paisaje que había visto en fotos, está retocado en todas partes. Los paisajes no tienen colores tan intensos como se ven en Instagram, y no me sorprendí en apenas ningún tramo. Sí que hay algún punto que te hace sentir más en mitad del bosque, alguna cascada que sí que merece la pena. Pero de verdad, está todo tan preparado que en mi opinión, pierde encanto.

cascada en blue mountains

Atractivos principales

Lo más famoso de este parque son las «tres hermanas» o Three Sisters. 3 piedras en mitad de la montaña que se dejan ver desde distintos puntos del parque. En todos los miradores encontrarás un montón de gente con sus palos selfie inmortalizando el momento.

three sisters blue mountains

Otra de las cosas más famosas del parque es el teleférico desde el que se ve todo el paisaje: Scenic World. Hay diferentes tickets disponibles y van desde los 54$ a los 60$. Yo no lo pagué, me dediqué a hacer la pasarela.

Si no acampas, no merece la pena

He hablado con amigos que han ido a pasar varios días a Blue Mountains National Park y nuestra opinión respecto al parque es completamente diferente. Bajo mi punto de vista, si vas a pasar el día, pasas más tiempo en el transporte que en el propio parque y no merece la pena. El día de Blue Mountains lo hubiera invertido en visitar más zonas de la ciudad.

Sin embargo, si vas de explorador intrépido y acampas dos o tres noches dentro del parque, creo que la experiencia es totalmente distinta y sí que merece la pena. Además, en un día te da tiempo a hacerte a la idea de una visión general y ya te digo que las fotos que hay en internet están retocadas. Pero si pasas más tiempo y puedes descubrir más rincones, probablemente sea alucinante.

En fin, esta es mi humilde opinión. Creo que en total en el parque no llegamos a estar ni 3 horas, y las 3 horas de vuelta se hicieron muy pesadas. Es bonito, tampoco voy a decir que no, pero no son unos paisajes que yo diga que me han cambiado la vida ni que no lo haya visto en ninguna parte. Y menos si no estás muchos días en Sydney. Si te sobra tiempo sí, es un plan distinto para escapar del barullo de la ciudad. Si estás pocos días, creo que merece más la pena quedarse en Sydney e intentar explorarla al máximo.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es Donde me lleven los aviones. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Tienes derecho a acceder, rectificar y cancelar los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.