Soy Ángela y siempre quise tener un blog de viajes. No por dar consejos porque yo no soy nadie para darlos, pero sí para guardar en algún sitio todos los recuerdos.

Por eso, esto no es un blog de viajes. Es mi diario viajero. Mis experiencias y mis sensaciones. Porque creo que no hay nada que más me guste que viajar. Buscar vuelos que puede que nunca haga. Planear excursiones en destinos de los que no tengo ni idea. Porque en realidad me da igual el destino, iría donde me llevasen los aviones. O los trenes, o los coches, o los blablacar. Si se puede llegar, me interesa.

sobre mí donde me lleven los aviones

Cuando me preguntan de dónde soy no tengo nunca claro qué responder. Nací en Valencia, al mes estaba en Bilbao y crecí allí. Me pasé media vida en la carretera y quizás eso fue lo que me quitó la pereza a los kilómetros.

Bilbao es mi lugar al que volver siempre. Es donde están los de siempre y con quienes celebro cada reencuentro. Donde como comida rica de mis padres y sigo robando ropa de mi hermana. Pero necesito echarle de menos. Estar lejos para darme cuenta y volver cada vez que puedo.

puente zubizuri bilbao

Valencia es la ciudad que me vio nacer y la que me acogió después de 22 años. Donde he pasado los últimos 7 años, que han sido los mejores años de mi vida hasta ahora. La mejor ciudad para vivir del mundo, abiertamente lo digo. Y donde veo mi vida a largo plazo.

Ahora los aviones me han traído a la costa este de Australia. Dejé mi trabajo, mi casa y mi gente, y me vine al otro lado del mundo para cumplir sueños. Y aquí estoy pasando unos meses, viviendo la vida, conociendo gente, aprendiendo inglés, y viendo lugares que no pensaba ver nunca. La vida está para esto.

Países

Sumando trocitos de vida

Soy intensa y yo lo sé, pero es que no supero ninguno de mis viajes, los acumulo. Porque no entiendo mejor manera de aprender de la vida , ni mejor forma para sentirme viva.

No supero cuando me clavaron 16€ por dos helados en Roma, ni cuando casi me quedo en la calle en Varsovia por no entender un correo en polaco. Tampoco cuando hice snorkel con una tortuga gigante en Koh Tao ni cuando me hice amiga de un grupo de parisinos en Lisboa.

Que siempre estoy pensando en el siguiente y en que alguna vez improbable me iré a viajar sin billete de vuelta.

De momento te cuento aquí lo que he hecho hasta ahora. Quizás te entretienes, o quizás vas al mismo sitio y te sirve de algo. Este es mi diario viajero, mis recuerdos más preciados.

Nos vemos en la puerta de embarque.✈🌎